El presidente de la Cámara de Comercio El Salvador-Brasil, Vidal Sorto Rubio, considera que Nayib Bukele va a fortalecer la relación diplomática con el gobierno y pueblo brasileño, que en los últimos días se ha visto levemente deteriorada desde la toma de posesión del presidente Jair Bolsonaro, donde no hubo representación salvadoreña en dicho evento.

Sin entrar en mayores detalles sobre la relación del gobierno salvadoreño con el de Brasil, Sorto Rubio explicó, que Bukele va a tener la audacia para romper las barreras, acercarse a Bolsonaro y de esa forma buscar desarrollo comercial, industrial, turístico, cultural y deportivo para El Salvador.

“Esperamos que las relaciones entre ambas naciones se puedan incrementar a partir del 1 de junio cuanto tome posesión el nuevo presidente, Nayib Bukele, por lo que no dudamos que por medio de esa relación podamos traer tecnología e industrias para que puedan instalarse en El Salvador y de esa forma aprovechar el Tratado de Libre Comercio que tenemos con los Estados Unidos, lo cual nos dejará un margen de ganancia en la generación de divisas, como también en la generación de más y mejores empleos”, indicó.

“Desde el 1 de junio, todos los sectores están en la obligación de sumarse al trabajo que haga el nuevo gobierno a fin de no perjudicar su mandato, porque al final los perjudicados es la población en general y sobre todo las personas más necesitadas”, detalló.

Vidal Sorto Rubio, afirmó que ha tenido un acercamiento con Yamil Bukele a fin de fortalecer su gestión que hace en la rama deportiva y por ese motivo se compromete en traer entrenadores de primer nivel, como también jugares de todas las ramas para que contribuyan a mejorar el nivel competitivo de nuestros atletas.

De igual forma anunció, que el 1 de junio va a regresar a El Salvador en compañía de una delegación de industriales, comerciantes, diputados y con funcionarios del Gobierno de Bolsonaro para estar en la toma de posesión del nuevo presidente.

Finalmente expresó, que quieren tener un reconocimiento internacional del gobierno salvadoreño y no un apoyo económico, porque buscan hacer crecer las cámaras de comercio que representa.